Festival internacional de creación cinematográfica

Fernanda, un largometraje “cocinado” a fuego lento

viernes, junio 5, 2020

Advertencia Inicial: Si quieres pegarte lo que se dice, “un viaje”, te recomiendo encarecidamente que saborees esta película con calma. Está cocinada a fuego lento, como los grandes platos. Si tienes prisas, aquí no se te ha perdido nada. No sigas leyendo. Vuelve a tu rutina. Aquí estamos para otra cosa.

Si todavía no sabes de qué estoy hablando, te invito a que le eches un vistazo al tráiler de la película.

La historia de Fernanda se remonta al año 2007, cuando su director Sergio Candel vino a presentar su largometraje Dos Miradas a la VII edición del Festivalito. En aquel momento rodó, dentro del concurso La Palma Rueda, el cortometraje Tres en Playa. Si mal no recuerdo se llevó uno de los galardones del jurado, probablemente al corto más destacado. Curiosamente este corto es el más visto de nuestro canal en youtube, con más de 300.000 visualizaciones.

Meses después, el corto Tres en Playa, ganaría el Primer Premio del certamen organizado por la Casa Encendida “En.Piezas, Concurso de Cortos de Caja Madrid 2008”, con una dotación de 12.000€. Por aquellos tiempos, los premios de los cortos rodados en el Festivalito correspondían en un 60% a quien lo había rodado y en un 40% al Festivalito. En un momento te explico por qué te cuento esto.

Sergio Candel nos había propuesto (o nosotros a él, tampoco lo recuerdo) rodar un nuevo largometraje durante la edición del próximo Festivalito, siguiendo la estela de lo que había hecho Miguel Ángel Cárcano en el año 2006 con la película Entre Islas y Mario Iglesias en 2007 con Cartas Italianas. Desde el primer momento nos quedamos maravillados con la idea, ya que adorábamos el trabajo de Sergio Candel, y para nosotros siempre era una aliciente que alguien se atreviera a rodar un largo en una semana sin más recursos que el ingenio, una cámara y una pértiga de sonido.

Así que dicho y hecho, al año siguiente, en el año 2008, Sergio Candel se presentó una semana antes del IX Festivalito con el director de fotografía Xavier Iriondo para buscar localizaciones, y terminar de idear la historia que tenían que rodar en una semana, tan sólo días después. La financiación corría a cargo de los 12.000€ que había ganado el corto Tres en Playa. Así que la cosa no podía empezar mejor.

Nosotros lo llamamos cine chico, cine artesanal, cine de guerrilla… La verdad es que el nombre es lo de menos.

Algo así decía Julio Espinosa en su artículo Por un Cine Imperfecto: “No podemos competir con Hollywood. Contamos las historia como podemos y con nuestros medios. Pero ante todo contamos historias. Una vez que las hemos contado, tratamos de experimentar a nivel narrativo y visual”.

El rodaje se llevó a cabo con un equipo muy reducido. No creo que llegaran a 10 personas, incluyendo las dos actrices y los tres actores.

Las reducidas dimensiones de la película contribuyeron de manera eficaz a sacarle el mayor partido posible a estas características de rodaje, con la intención de poder retratar la intimidad y obtener una historia fresca y alejada de cualquier impostura.

El reparto de la película está formado las actrices Pilar Alonso, Carla Sánchez y los actores Luis Callejo, Nacho Marraco y el actor palmero Kike SantaCruz, símbolo un ejemplo más de ese mestizaje que se produce en el Festivalito entre los actores insulares y los directores que vienen de fuera.

Como decimos por aquí, hablamos de dos actrices como la copa de un pino y por tres actores, que igualmente rozan la magia con cada una de sus intervenciones. Todo el reparto transmite una espontaneidad, una autenticidad y una pureza, que son dignas de destacar.

Como decía al principio: Si quieres pegarte lo que se dice, “una viaje”, te recomiendo encarecidamente que saborees esta película con calma, porque está cocinada a fuego lento, como los grandes platos. Si tienes prisas, aquí no se te ha perdido nada. No sigas leyendo. Vuelve a un rutina. Aquí estamos para otra cosa.

En Fernanda, su cuarta película, el director Sergio Candel volvió a abordar el tema de la incomunicación.

La sinopsis dice algo así: Alfonso y Celia deciden pasar sus vacaciones en una casa rural e intentar resolver sus problemas de pareja. Allí se van a encontrar con Samuel, el propietario de la finca, y con Fernanda, que trabaja allí. Tanto Alfonso como Celia van a encontrar en Fernanda una compañera especial con la que poder compartir sus momentos de soledad.

La película nos lleva de viaje a cuatro universos de soledad: una joven pareja de vacaciones en la isla de La Palma, el dueño de la casa rural donde se hospedan y la empleada, Fernanda. A través de sus miradas y de los encuentros y desencuentros que producen entre todos ellos vamos pasando de una historia a otra con el común denominador del vacío existencial.

Este juego de palabras de su director, encierra el espíritu de esta película: “Fernanda es una mujer que parece comunicarse con los silencios, silencios que están vacíos entre Celia y Alfonso, soledades que intenta colmar Samuel viviendo la vida de sus invitados”.

Y rodeándolos a todos, la isla de La Palma, su mar, su lava, sus playas volcánicas y su vegetación exuberante.

El espectáculo está a punto de comenzar. Pasen y vean: Fernanda

José Víctor Fuentes – Director del Festivalito La Palma


¡Suscríbete a nuestra newsletter y enterate de todo!

    La Palma Rueda